Martes, 17 Octubre 2017

NO ACLARES QUE OSCURECE

Viernes, 13 de Enero de 2017 19:04 Ruben David Oliva
Imprimir PDF

Bernardo Bertelloni, prosecretario del club, fundamentó su opinión en la Web Medium.com ligada al universo de Twitter y que sirve para publicar cartas o aclaraciones en contexto que superan los 140 caracteres que permite la red social mencionada.

De aquella nota, rescatamos el punto 6, que hace referencia al club para aclarar los dichos inexactos del dirigente. Dice Bertelloni:

“La deuda de Vélez con AFA se encuentra en discusión desde hace meses en virtud del trato desigual que Vélez recibió durante los últimos años (obligado a pagar intereses). Por esta situación, Vélez entiende que existe una importante deuda de AFA con Vélez, la cual está reclamando, o que eventualmente debería compensarse con los créditos que efectivamente tiene AFA” dice el directivo.

A la fecha, y luego de numerosos reclamos sin efecto y descartados, ese supuesto reclamo por trato desleal no tuvo efecto ni en la presidencia de Luis Segura ni ante la Comisión Normalizadora. Si bien, cabría la posibilidad de una aceptación en el futuro, en la actualidad aquel reclamo no serviría para incorporar los futuros refuerzos. Vélez no puede abonar con supuestos créditos a favor que están o no por resolverse.

Continúa Bertelloni: “Independientemente de ello, AFA debe a Vélez al menos 4 meses de TV. Este monto es superior al 25% que supuestamente AFA reclamaría ahora a los clubes con deuda”.

Nuevamente confunde el dirigente. Bertelloni se olvida que AFA no debe a los clubes. Es el incumplimiento del Estado Nacional a través de Fútbol Para Todos el que debe. En la calle Viamonte, solo distribuyen el dinero correspondiente según parámetros designados anteriormente. Por tal motivo, decir que AFA le debe a Vélez, es cuanto menos una actitud de distracción del verdadero hecho. Si bien es cierto que existe esa deuda a favor del club (de FPT hacia AFA y de ahí a los clubes), no es menos cierto que más allá de cómo se termine esa historia, el gobierno nacional –quién debería abonar-, la desconoce por el momento, y por tanto, es el propio club quién no puede hacer frente a las obligaciones referidas para incorporar.

En la realidad diaria, la ley transitiva no se puede hacer valer. Si “A” le debe a “B”, y este le debe a “C”, el último no le debe al primero. Es simple, directo y doloroso. Pero es así…

 

Por Rubén David Oliva Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva