Lunes, 20 Noviembre 2017

NO ALCANZA LA PLATA

Viernes, 07 de Julio de 2017 06:50 Ruben David Oliva
Imprimir PDF

El comunicado interno de Recursos Humanos de Vélez Sarsfield, puso en alerta a los empleados y al mundo Fortinero. Se caía una de las cuestiones en que la dirigencia del club sobresalía con el resto de las instituciones. El pago de sueldos al día.

Precisamente, dicha noticia expresaba la imposibilidad de abonar los sueldos en su totalidad, y anunciaba su pago en dos cuotas. Y se referenciaba sobre la decisión de AFA que retenía dineros por derechos de televisión –que representan por ausencia de nuevas ideas, casi un 50% de los ingresos-, por exigencia de la AFIP por deudas contraídas por Vélez Sarsfield a raíz de una interpretación diferente del Gobierno Nacional sobre el decreto 1212. No obstante, nunca se realizó una previsión para salir airosos del problema. Nuevamente la improvisación ligada a la incapacidad, perjudican a Vélez Sarsfield.

A continuación, publicamos la historia de la deuda que la dirigencia negaba, y que hoy complica la vida institucional de la entidad desde lo humano y lo futbolístico.

Durante la conferencia de prensa brindada por Alberto Abad (realizada en el octubre pasado), titular de la Administración Federal de Ingresos Publicos (AFIP), sobre las deudas de los clubes con el Estado Nacional, se conoció que Vélez Sarsfield tenía el triste privilegio de figurar 3º en aquella lista como uno de los más deudores con $79.735.577.

En aquella oportunidad, el presidente Raúl Gamez desmintió los datos oficiales explicando que "Vélez no tiene deudas con AFIP. Nosotros pagamos las retenciones a AFA. Ellos deben".

Retrocediendo en el tiempo, Alberto Abad fue quién firmó el decreto 1212 de mayo del año 2003 -ratificado por ley nacional-, sobre la tributación de los clubes al tesoro nacional por aportes previsionales para regularizar deudas existentes.

¿Qué es el decreto 1212?

Un régimen especial de aportes personales y contribuciones patronales a la seguridad social que inició su valía en un 2 por ciento de los ingresos por entradas vendidas, transferencias de jugadores y derechos de televisión. Luego, en 2005 pasó al 6,5 por ciento. Por aquel tiempo, Vélez figuraba como deudor con $13.933.961-. En aquella situación, la AFA se comprometía a ser agente de retención (cobrarle a los clubes) y abonar al fisco.

De allí, nace esta convocatoria. AFA nunca abonó porque fallaron los controles ¿Vélez pagó? Es una cuestión que ni AFA ni la dirigencia del club, tienen credibilidad para acreditar.

Lo constante es que la AFA debe a la AFIP (por parte del club) y que Vélez según AFA le debe y por ende, existe una deuda a la que debe hacer frente -más allá del pago o no de AFA-. y que Armando Pérez ubica en 43 millones de pesos.

Hoy, para recuperar lo que pierde de ingresos (los clubes pagan 7% y no 31% como pagaría cualquier ciudadano argentino), por disposición del Ejecutivo Nacional los pagos se extienden y ahora alcanzarán a la venta de entradas, transferencia de jugadores, abonos de socios, cuota social, partidos de selección, publicidad, sponsoreo por el decreto 1212.

Según entiende AFIP, la desfinanciación del Sistema de Seguridad Social, obligará a los clubes a tributar dineros que hasta el momento no estaban previstos. Expresado simple: Con esta modificación, “se pone certeza de forma artificial a un aporte que estaba en un limbo”. Esa cifra mencionada ($79.735.577), es lo que debería haber tributado Vélez sin el decreto 1212. Un golpe al corazón de la economía de los clubes, en especial de Vélez Sarsfield que en un momento de complicación económica, perdería gran parte de sus ingresos.

Solo podemos decir que Vélez al igual que el resto de los clubes, no abonaron esa cantidad por acogerse al decreto citado. Hoy, años después, les reclaman comenzar a abonar lo que deberían haber pagado. Y que en su momento, les permitieron no hacer…

 

Por Rubén David Oliva

Seguir al autor en @rubendoliva

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva