Viernes, 20 Octubre 2017

OTRO PARTIDO PARA OLVIDAR

Domingo, 01 de Octubre de 2017 22:00 Martín Martínez
Imprimir PDF

Vélez cayó 1 a 0 contra Independiente en Avellaneda en un partido donde poco se puede rescatar y mucho por mejorar ya que hace más de 270 minutos que el equipo no puede convertir.

El Fortín visitaba el estadio Libertadores de América con la ilusión de mejorar la pobre actuación que había tenido el conjunto de Omar De Felippe ante Boca en la fecha pasada. Pero increíblemente jugo igual o peor de lo que venía de hacer. Ante un rival que estaba golpeado Vélez fue su rival ideal para salir a flote.

Los primeros minutos mostraron un equipo bien parado para salir de contra ante la pérdida del balón, pero eso duro muy poco. Vélez se mostraba muy inseguro por ambas bandas tanto por Cufre quien era desbordado por Jonás Gutiérrez como por Pérez Acuña quien no podía detener a Barco. Que el primer tiempo haya terminado cero a cero se debe exclusivamente a la gran actuación que tuvo Alan Aguerre y a la fortuna que estuvo del lado visitante en los 45 minutos iniciales. Una defensa que temblaba cada vez quedaba mano a mano y con dudas en los envíos aéreos.

La concentración parecía estar ausente, el fiel reflejo de eso fue el inicio del complemento cuando el equipo no fue capaz de dar dos pases seguidos sacando desde el medio. Y por otra desconcentración, en este caso de Fausto Grillo quien perdió la marca Maximiliano Meza en un córner se concretó el único gol del encuentro.

Vélez tuvo que ir a buscar el partido pero careció de profundidad y de fútbol, el nivel fue preocupante tanto en la faz defensiva como en la ofensiva. Hay que cambiar muchas cosas para poder levantar cabeza y sumar para engrosar el maldito promedio.

 

Por Martín Martínez

Seguir al autor en @tinchocavs97

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva