Lunes, 18 Diciembre 2017

DEPORTIVO RIGAMONTI

Sábado, 07 de Octubre de 2017 08:43 Ruben David Oliva
Imprimir PDF

La actuación de César Rigamonti culminó en victoria agónica por la Copa Argentina. Noventa minutos de fútbol luchados, con mucho roce y algunas luces con intenciones de fútbol que lograron evidenciarse pocas veces. Vélez, de buen primer tiempo con varias chances de gol desperdiciadas, fue superado por una ráfaga de buen fútbol que desplegó Huracán en el segundo tiempo-. Finalmente terminó de sufrir los minutos finales cuando la figura del arquero comenzó a crecer a fuerza de actuaciones como paso previa a la hazaña.

No fue un encuentro sencillo. En los primeros minutos, de arranque, el fortín pretendió superar al globito presionando la salida del conjunto quemero y armando desde la mitad de cancha con Matías Vargas y Santiago Caseres, el circuito futbolístico. Aparecieron Federico Andrada y Maximiliano Romero en ataque y Vélez llegó con claridad. No obstante, la poca eficacia de Maxi evitó la ventaja que buscaba el conjunto de Omar de Felippe. El ejemplo llegó a los 5 minutos cuando Vargas desbordó por izquierda, envió un centro bajo que dejó solo a Romero y el juvenil falló en la definición. En contraposición, Huracán decidió jugar el partido a espaldas de Fausto Grillo y Emiliano Amor para aprovechar la rapidez por los costados. Cerca de los 18 apareció la peligrosidad de Mariano González que exigió por primera vez a Rigamonti. Nuevamente apareció Vélez a los 28 minutos con una mala definición de Andrada tras un contra ideada por Vargas quién además sobre los 32´exigió al arquero Díaz que envió su remate cruzado al corner. Antes, Wanchope Abila reventó el pecho de Rigamonti en un mano a mano con la defensa de Vélez a contra pierna.

En la segunda mitad, el fortín bajó las cargas y se complicó el juego. Quizás, los dos días de ventaja en el descanso que llevaba Huracán, comenzaron a hacer efecto. No obstante, fue otra vez el fortín quién avisó con una media vuelta en el área que Díaz descolgó con mucho esfuerzo. En ese contexto, a los 30  llegó la jugada que marcó un antes y un después tras una mala salida de Rigamonti a buscar un pelotazo largo. El balón que picó mal y superaba al arquero fue desviado por el uno fuera del área. Patricio Loustau le perdonó la vida –era roja por último recurso-, y permitió que pocos minutos después le atajara un penal a Roberto Gamarra (mano de Amarilla en un rito libre dentro del área).

Con los 90 minutos concluidos, llegaron los penales. La suerte y la eficacia de Rigamonti dieron el presente. Sostenido en la hazaña del uno -le atajó a Toranzo y a Romero Gamarra-, Vélez esquivó la peligrosidad del partido para llevar su camiseta a cuartos de final en la Copa Argentina.

Síntesis del partido:

Huracán: Marcos Díaz; Christian Chimino, Saúl Salcedo, Martín Nervo y Lucas Villalba; Ignacio Pussetto, Adrián Calello, Patricio Toranzo y Mariano González; Nazareno Solís y Ramón Ábila. DT: Gustavo Alfaro.

Vélez: César Rigamonti; Gastón Díaz, Emiliano Amor, Fausto Grillo y Braian Cufre; Fabricio Alvarenga, Nicolás Domínguez, Santiago Cáseres y Matías Vargas; Federico Andrada y Maximiliano Romero. DT: Omar De Felippe.

Cambios en el segundo tiempo: 11m. Alejandro Romero Gamarra por Solís (H), 21m. Luis Amarilla por Romero (V), 23m.Fernando Coniglio por González (H) y 35m. Jorge Correa por Andrada (V).

Incidencias en el segundo tiempo: 35m. Rigamonti le atajó un penal a Romero Gamarra (H).

Definición por penales: para Vélez convirtieron Díaz, Cufré y Vargas. Para Huracán marcó Coniglio. Ábila falló y Rigamonti le atajó a Toranzo y Romero Gamarra.

Árbitro: Patricio Lousteau.

Cancha: Argentinos Juniors.

 

Por Rubén David Oliva

Seguir al autor en @rubendoliva

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva