Viernes, 15 Diciembre 2017

LA PAZ QUE SE NECESITABA

Martes, 28 de Noviembre de 2017 21:32 Martín Martínez
Imprimir PDF

Vélez volvió al triunfo ante Olimpo por 3 a 0 en un partido vital, y se despidió del Amalfitani hasta el 2018 con una sonrisa y paz para lo que viene. Los dirigidos por Marcelo Gómez fueron mucho más que la visita y se llevaron tres puntos que dan mucha tranquilidad. En el primer tiempo, el local salió decidió a querer ganar el partido mientras que el conjunto Bahiense vino a especular con alguna contra o alguna pelota parada para inquietar a César Rigamonti. Vélez abuso de una tenencia inofensiva, lateralizaba mucho y no encontraba espacios ante un equipo que se defendía con los 11 jugadores en su campo. Sin embargo, la jugada más clara de los primeros 45 minutos fue un cabezazo de la visita que pego en palo, para el susto de los hinchas velezanos presentes.

En el segundo tiempo el equipo fue otro, con más determinación el Fortín llegaba y hacia lucir a Gabbarini Pero cuando los minutos pasaban y el partido no se podía abrir, apareció el capitán de Vélez para enderezar el barco. Fabián cubero tras un córner, conectó de cabeza, y puso el 1 a 0, demostrando porque tiene que estar siempre en la cancha. El símbolo que tiene el club, fue una de las figuras de la cancha por su personalidad, entrega y firmeza en la zaga central empujo desde atrás en un partido ideal para jugadores de experiencia por lo que había en juego, sabiendo que el único resultado que servía era ganar. Luego Gonzalo Bergessio, marcaría con la camiseta de Vélez sus dos primeros goles, para liquidar el encuentro.

El resultado era lo principal y se pudo lograr, ahora hay que trabajar pensando en el próximo partido contra Lanús (si es que se juega) sabiendo que un punto en una cancha tan difícil no sería un mal resultado. Que el árbol no tape el bosque, es fundamental, tanto el cuerpo técnico como los dirigentes deben saber que a pesar de la buena victoria ante Olimpo, el equipo debe reforzarse de gran manera para poder dejar de hacer números y pensar en la mitad de tabla para arriba.

 

Por Martín Martínez

Seguir al autor en @tinchocavs97

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva