Lunes, 18 Diciembre 2017

EL RITMO DE LOS PIBES

Lunes, 28 de Agosto de 2017 18:17 Martín Martínez
Imprimir PDF

La duda de quién iba a hacer el arquero de Vélez en el inicio de la súper liga empezaba a crecer, con la llegada de Cesar Rigamonti, el dilema parecía resuelto a favor del nuevo arquero, pero tras la gran pretemporada de Aguerre, el entrenador lo eligió y acertó.

Luego del 22/4/2004 el arco del Amalfitani se agigantó por la salida de José Luis Chilavert y les costó a muchos arqueros asentarse como titulares.

El torneo pasado con una defensa floja el equipo recibió 40 goles siendo los sextos en recibir más goles. Si bien la defensa es prácticamente la misma que finalizó el campeonato pasado y sufrió mucho durante el torneo.

El que respondió la confianza brindada fue su arquero Alan Aguerre, quien respondió de manera brillante las veces que tuvo que intervenir siendo una parte fundamental para traerse los tres puntos de victoria.

La exigencia es grande para los jugadores por la camiseta que visten, pero los jóvenes parecen de a poco asentarse en primer equipo y demostrar la calidad que tienen tanto Santiago Caséres, Matías Vargas y Maximiliano Romero principalmente. El motor del Fortín cortando en la mitad de cancha y siendo clave en la presión alta se llama Santiago Caséres, fundamental para que se pueda soltar el mono Vargas y desde la izquierda enganchar para el medio y ser el conductor del equipo, generando juego y asistiendo a los delanteros. El que suma en confianza y tiene un futuro enorme por su potencia, capacidad goleadora y ganas es Maximiliano Romero que demostró que está en condiciones de pelear por su puesto con cualquiera.

El equipo se va afianzando y tendrá que ajustar detalles defensivos con las pelotas aéreas y el retroceso ante la pérdida de la pelota, pensando en el próximo partido, el duelo de Copa Argentina el lunes 4 de septiembre ante Aldosivi en Sarandí.

 

Por Martín Martínez

Seguir al autor en @tinchocavs97

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva