Lunes, 23 Abril 2018

UN FORTÍN CICLOTÍMICO

Domingo, 01 de Abril de 2018 11:26 Martín Martínez
Imprimir PDF

Vélez volvió a empatar por tercera vez consecutiva y dejó una buena imagen en cuanto a la entrega en el segundo tiempo, pero tuvo graves errores en el mediocampo y en la defensa. Sin lugar a dudas, el equipo dirigido por Gabriel Heinze mostró ser un equipo totalmente ciclotímico teniendo en cuenta la primera y la segunda mitad. Los primeros 45 minutos fueron de lo peor del gringo como técnico del club.

Un equipo totalmente partido que nunca cambiaba el ritmo y sufría cada contra de Estudiantes y el juego aéreo que tanto le cuesta al Fortín. A los 13 minutos la visita ya estaba arriba en el marcador tras un pase a espalda de los centrales para que Mariano Pavone defina ante la salida de Rigamonti. El local iba pero sin ideas claras, las únicas cartas de desequilibrio eran Zárate y Vargas (dos de las figuras de la cancha). Encima del flojo nivel de Vélez, Abram tras quedar mano a mano con Otero tuvo que agarrarlo y ser expulsado a los 37 minutos. Pero la película de terror seguía, ya que de esa falta el mismo Otero convertiría de tiro libre el 2 a 0. El Fortín intentaba pero le costaba mucho, pero cuando se terminaba el primer tiempo Salinas empujo un centro cruzado para creer que se podía.


En el segundo tiempo Vélez mostro su mejor cara en cuanto a la actitud y en cinco minutos dio vuelta el partido con dos genialidades de Zárate y Vargas. Pero como en el último partido, la alegría duro poco, porque tras un anticipo desde una pelota parada llegó el 3 a 3 final. Otra vez se repiten los problemas defensivos y no aguantar un resultado que habían conseguido con tanto esfuerzo conseguirlo. Un equipo que parecía totalmente descontrolado los últimos minutos del partido con improvisaciones en muchos sectores de la cancha. Mainero que es 8 jugando de 4, Gastón Díaz de 3, Zárate viéndose obligado a jugar por momentos de doble cinco, Cáseres gran parte del partido siendo central, el empate termina siendo milagroso por la forma en que se conquistó.


Mucho para cambiar y pensar teniendo en cuenta que hace 4 partidos no se suma de a 3 puntos y el año que viene estos puntos pueden llegar a ser un dolor de cabeza pensando en el futuro inmediato. Se trajeron 8 refuerzos y se tuvo una pretemporada muy larga por el receso que hubo. Es momento de que el gran rendimiento que dice ver el técnico se refleje en lo numérico por ahora 10 puntos sobre 27, es poco y nada…

 

Por Martín Martínez

Seguir al autor en @tinchocavs97

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva