Martes, 21 Noviembre 2017

¿CÓMO QUEDAN LAS AGRUPACIONES?

Domingo, 12 de Noviembre de 2017 20:31 Ruben David Oliva
Imprimir PDF

Los panoramas aparecen diferentes tras una elección que dará que hablar durante días. Cada una con sus contratiempos y trabajo encima. Cabe reiterar que la Cruzada –finalmente ganadora-, apostó a un trabajo continuado de presentaciones públicas, un proyecto de club bien expresado en formatos digitales y un equipo sólido de trabajo. Lanzada en primera instancia, ganó terreno entre los indecisos y logró captar al votante histórico del oficialismo. El acierto de Sergio Rapisarda, hombre que venía de las filas Circulistas, logró amalgamar junto a la presencia cercana de Miguel Calello, una idea clara y precisa para acumular apoyos entre las deserciones dirigenciales del oficialismo. Le espera un camino difícil en la gestión financiera y futbolística en la que todos le deseamos la suerte obligada.

A propósito del Círculo El Fortín, la presencia del joven Bernardo Bertelloni, aseguraba un recambio generacional entre sus filas que intentaba retener el club en medio de un maremágnum futbolístico y el acoso del promedio. Pagó un precio alto por la decisión de sostener el tema económico por encima del fútbol, que a diferencia de otras elecciones, concitó la atención numerosa y decisiva del socio semipleno (de fútbol o cancha), que inclinó la balanza por cantidad de sufragios. Pese a todo,  el candidato oficialista realizó una gran elección para una Agrupación que deberá repensarse desde afuera de la conducción, una condición que no detenta desde hace 21 años, y al que le costará acostumbrarse. Posee potencial y juventud. Tendrá que encontrar un proyecto como entidad política de oposición. Su desafío.

Un punto alto para la V Azulada. Nacida de una polémica escisión de la Unidad Velezana, la Agrupación debió sortear el camino de junta de firmas que avalen y una revalidación para constituirse en fuerza electoral. Pese al descreimiento, lograron lo impensado de la mano de Eduardo “Lalo” Rado quién en base a pura centralidad, consolidó un núcleo duro de votantes contrarios a Raúl Gamez y sus políticas. El acierto fue desplazar a la UV del espacio opositor. En el camino, regaló terreno en la campaña pero sostuvo su fuerza en constancia. Habrá un futuro importante si consolida un proyecto interno que decante en proyecto de club.

Por último, la Unidad Velezana. Alter ego –por años-, del Círculo El Fortín, sufrió el éxodo político de gran cantidad de militantes, reiteración de nombres con desgaste, políticas erradas y fuerte ausencia de un trabajo serio en las redes sociales. Este último, núcleo fundamental en el cual se milita en este milenio. No pudo, pese al esfuerzo meritorio de su candidato, Rodolfo “Fito” Pérez, y quedó reducida al voto estructural. Se vienen tiempos de autocrítica y recambio generacional. Las viejas conducciones deberían entregar el mando a nuevos políticos que retornen a la Agrupación al camino perdido en los últimos 3 años. Un paso obligado si la Unidad planifica retornar a ser una seria opción opositora.

 

Por Rubén David Oliva

Seguir al autor en @ruvencho69

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

¿CÓMO QUEDAN LAS AGRUPACIONES?

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva